Rinde 4 porciones

Ingredientes

  • 2 berenjenas medianas

  • 1/2 cebolla

  • 1 pimiento verde

  • 2 tomates

  • 150 g. de queso mozzarella

  • Dos cucharadas de aceite de oliva

  • Sal

  •  Pimienta

  • Unas hojas de albahaca

  1. Limpiamos las berenjenas y las cortamos en rodajas de unos 1,5 cm de grosor. Calentamos una cucharada de aceite de oliva en una sartén, y hacemos a la plancha las rodajas de berenjena un par de minutos por ambos lados. Retiramos y dejamos reservadas.
  2. Picamos muy fina la cebolla, el tomate, y el pimiento y lo cocinamos en la misma sartén donde hemos hecho las berenjenas, añadiendo una cucharada más de aceite. Dejamos que se cocine unos 5 minutos, y las retiramos del fuego.
  3. Engrasamos un recipiente con un poco de aceite. Colocamos unas rodajas de berenjena, y seguido encima de cada una de ellas la mezcla de tomate, pimiento y cebolla. Volvemos a poner otra rodaja de berenjena, y sobre ella una rodaja de mozzarella, repetimos la operación hasta hacer 4 capas y formar una pequeña milhojas.
  4. Decoramos con un toque de mozzarella en la parte superior. Ponemos a precalentar el horno a 180ºC y asamos durante unos 20 minutos hasta que el queso esté gratinado.
  5. Decorala poniendo encima un unas hojas de albahaca fresca.